Nuestras soluciones a medida se aplican a los mercados de metales, minería, cemento, oil & gas, energía eléctrica, automotriz, química, alimentación, papel, telecomunicaciones, salud, turismo, edificios de oficinas, centros comerciales.

Sector Industrial


Por lo general, este sector posee instalaciones de elevadas potencias instaladas, con dos o más niveles de tensión, donde los niveles de corrientes de cortocircuito, criticidad de equipos, son importantes para evitar daños personales, materiales, evitar lucros cesantes, etc

Sector Público


Este Sector posee edificios con diversas características, donde puede resultar crítica la continuidad del servicio eléctrico como por ejemplo en instalaciones hospitalarias, o bien lo primordial es la seguridad como puede ser un Tribunal o bien una Prisión.
Por supuesto, la utilización de últimas tecnologías también son imprescindibles.

Sector Terciario


Edificios, Centros Comerciales, Shoppings, etc.
Para este tipo de construcciones no industriales, se requieren desarrollar aplicaciones que van a la par de los avances tecnológicos en las áreas de telefonía, sistemas de redes de datos, detección de incendio, circuito cerrado de televisión, etc...